Skip to content

Alemania

Aunque ya existía un combinado alemán oficioso desde finales del siglo XIX, Alemania no disputaría su primer encuentro hasta 1908 cuando se enfrentó a Suiza. Es reconocida como una de las selecciones más exitosas y de mayor prestigio en el mundo, además —es la selección europea más laureada— y la quinta a nivel mundial con ocho títulos en torneos oficiales absolutos.

La selección alemana ha participado en dieciocho ediciones de la Copa Mundial de Fútbol y fue anfitriona en las ediciones de 1974 y 2006.​ La ha conquistado en cuatro ocasiones, en 1954, 1974, 1990 y 2014, siendo junto a Italia, la segunda mejor en el palmarés, únicamente superada por Brasil.​ También es la selección que más finales ha disputado con ocho. Se encuentra en la segunda posición general de la clasificación histórica de este certamen, superada por Brasil.​

A nivel continental, con motivo de pertenecer a la UEFA tiene derecho a participar en la Eurocopa, para la cual se ha clasificado en once ediciones. Ha disputado seis finales, más que ninguna otra selección y domina en el palmarés junto con la selección española con tres títulos en 1972,​ 1980,​ y 1996. Estadísticamente también domina el torneo, pues se encuentra en la primera posición general de la clasificación histórica.​

Desde la separación, el equipo alemán ha logrado clasificarse en 16 ocasiones consecutivas al Mundial, un récord solo superado por la selección brasileña, que no ha faltado a ninguna cita. Fue curiosamente durante la división cuando Alemania conquistó la mayoría de sus títulos, los cuales han pasado a formar parte de los de la Alemania unificada, al considerarla la FIFA la sucesora y precursora del equipo federal.​

1954: Primer título mundial de Alemania

Bajo la conducción técnica del legendario y visionario Sepp Herberger –quién ya había tenido un primer ciclo entre 1936 y 1942–, el equipo alemán regresó al máximo escenario del fútbol internacional durante la Copa Mundial de Fútbol de 1954 en Suiza, luego del veto impuesto por la FIFA para la participación en la Copa Mundial de Fútbol de 1950 debido a los hechos de la Segunda Guerra Mundial. En la primera fase, fue asignada en el grupo B, en el primer partido se impuso 4-1 a Turquía, pero en el segundo recibió una goleada de 8-3 por parte del equipo de oro, la Hungría de Ferenc Puskás y Sandor Kocsis.​ Tras este tropiezo tuvo que repetir el partido contra Turquía, quien no fue rival como en el primer compromiso y le encajó un 7-2, así se clasificó a la segunda fase como segunda del grupo. En cuartos de final superaron a Yugoslavia por 2-0, mientras que en semifinales golearon 6-1 a Austria.

Los alemanes disputarían su primera final con Fritz Walter como capitán. Aquella final, conocida también como el «Milagro de Berna», fue disputada en el Wankdorfstadion de Berna ante 60,000 espectadores que colmaron las gradas. Se le denominó «milagro» porque la selección húngara, considerada en la época como la mejor selección mundial —acaso la mejor de la historia—, partía como gran favorita. Los húngaros bautizados como el «Equipo de oro» o «Magiares mágicos» por sus grandes éxitos olímpicos,​ serían pues los rivales de los germanos. Los húngaros, además de llegar con una racha acumulada de 33 partidos sin perder, habían derrotado previamente a los alemanes en el partido de la fase de grupos por un contundente 8-3, dando muestras de su superioridad.

La lluvia fue protagonista del partido, ya que dificultó el juego de ambos equipos, pero esta condición climática favorecía el juego del germano. Hungría tomó la ventaja con dos goles en apenas ocho minutos de juego. Ferenc Puskás abrió la cuenta a los seis minutos, y al minuto ocho, Zoltán Czibor ponía el marcador 0-2. Sin embargo, los magiares se relajaron y el equipo de Alemania Federal lograba empatar con una rapidez. Al minuto 10, Max Morlock anotaba el 1-2 y ocho minutos más tarde, Helmut Rahn igualaba el marcador. En el segundo tiempo fue figura el arquero alemán Toni Turek, parando varias ocasiones de gol de Hungría. Puskás comenzaba a cojear, fruto del golpe sufrido contra los alemanes en el primer tiempo. Faltaban seis minutos para el pitido final cuando Helmut Rahn marcaba el que sería el definitivo 3-2, que le daba una inesperada ventaja a los teutones. A tres minutos del final, Puskás conseguía el empate, pero el juez de línea Benjamin Griffiths anulaba el tanto por fuera de juego, en una polémica decisión. El árbitro inglés William Ling decretaba el final del partido, y la selección de Alemania Federal lograba así su primer título en la historia de los mundiales.

1972: El segundo título

La «Mannschaft» se presentó como la segunda selección favorita —después de la neerlandesa— para ganar la Copa Mundial de Fútbol de 1974, pues era la vigente campeona de Europa y organizadora del evento. Alemania Occidental dentro del grupo A, venció 1-0 a Chile en su primer partido con gol de Paul Breitner al minuto 18.​ En el segundo duelo, con anotaciones de Overath, Cullmann y Müller venció contundentemente por 3-0 a Australia.​ En el tercer encuentro perdió 1-0 ante su contraparte, Alemania Democrática, cuando Jürgen Sparwasser anotó cerca del final, por lo tanto el segundo puesto de grupo clasificó a los de occidente a la segunda ronda.​

En la segunda fase quedó en el grupo 2. En su primer encuentro, que fue disputado el 24 de junio en el Rheinstadion de Düsseldorf venció sin complicaciones por 2-0 a Yugoslavia con Breitner y Müller como anotadores.​

Después en el mismo escenario se impusieron por 4-2 a Suecia con goles de Wolfgang Overath (51), Bonhof (52), Grabowski (76) y Hoeness (89 de penal).​

En el último choque del grupo, venció 1-0 a Polonia con gol Gerd Müller en el minuto 76. El compromiso fue disputado el 3 de julio en el Waldstadion de Fráncfort y significó para los germanos el boleto a la final.​

En la final, Alemania se enfrentó a la selección neerlandesa el 7 de julio en el estadio Olímpico de Múnich, donde se reunieron 75 200 espectadores.​ El partido comenzó con gol de los neerlandeses de penalti convertido por Johan Neeskens al minuto 2 sin que los alemanes tocaran el balón. Luego de 25 minutos, Paul Breitner empató el encuentro para Alemania por la misma vía y después, al minuto 43, Gerd Müller logró el gol de la victoria, consiguiendo así la escuadra local su segundo título mundial. Alemania Occidental se convirtió en el primer seleccionado en levantar la nueva versión del Trofeo de la Copa Mundial de Fútbol. Se habían presentado 54 proyectos para el nuevo trofeo y se eligió el diseño del italiano Silvio Gazzaniga, de oro macizo, cinco kilos de peso y base de malaquita, ya que la Copa Jules Rimet había sido concedida a perpetuidad a Brasil en el torneo anterior.​

1990: La final versus la Argentina de Maradona

En su primer choque, venció con categoría 4-1 a Yugoslavia con doblete de Lothar Matthäus, y una anotación de Rudi Völler y Jürgen Klinsmann. En el segundo, ante Emiratos Árabes Unidos también consiguió un favorable 5-1 con doblete de Völler, mientras Matthäus, Klinsmann y Bein marcaron los goles complementarios. En el último partido ya clasificada, ante Colombia, consiguió un empate 1-1 con un gol tardío de Pierre Littbarski al 88, mientras que los sudamericanos igualaron en tiempo de compensación con una jugada de Freddy Rincón. Así el combinado nacional acabó como campeón de grupo.​

En la segunda fase enfrentaron a rivales de jerarquía. Los octavos de final contra la selección neerlandesa, se celebraron el 24 de junio. Un encuentro que se resolvió por un ajustado 2-1, gracias a los goles de Klinsmann al minuto 51 y Andreas Brehme al 82′; por parte de la «naranja mecánica», Ronald Koeman descontó al minuto 89 de penalti.​

El 1 de julio, disputó los cuartos de final en el Stadio Giuseppe Meazza contra la selección checoslovaca. Alemania Occidental ganó por 1-0 por la vía de penal de Lothar Matthäus en el minuto 25, alcanzando una vez más la fase de semifinales. Cabe señalar que los checoslovacos disputaron su último encuentro mundialista antes de su desintegración en 1992.​

En la semifinal del 4 de julio, en el Stadio delle Alpi de Turín, la escuadra se encontró con la selección inglesa, Brehme marcó el primero al 60, mientras que diez minutos antes de finalizar el juego el inglés Gary Lineker empató el marcador y el partido se alargó a la prórroga. Después de 120 minutos, la tanda de penales se definió con todos los tiros acertados por parte de los alemanes y dos fallos de los ingleses Pearce y Waddle. Así, Alemania Occidental avanzó a su tercera final consecutiva después de 1982 y 1986.​

El torneo terminaría con una final disputada en el Estadio Olímpico de Roma entre alemanes y argentinos nuevamente, por lo que —por primera vez en la historia se repetía una final de forma consecutiva—. Los dos conjuntos contaron con sus oportunidades, pero con cierto dominio de la «Mannschaft». El partido estuvo caracterizado por errores arbitrales del colegiado uruguayo nacionalizado mexicano Edgardo Codesal, sumado a la expulsión de dos jugadores de la «Albiceleste» y la agresión voluntaria de Diego Armando Maradona a un jugador alemán.​

Un solitario gol, producto de un polémico penalti convertido por Andreas Brehme en el minuto 87, cinco minutos antes del silbatazo final que se dio al 90+2 le daría la tercera copa mundial a la escuadra de Alemania Occidental. Diez años después de su haber ganado su última Eurocopa, se coronaba nuevamente en el país transalpino y algunos meses antes de que se concretara el proceso de reunificación de dicho país.

El cuarto título mundial en Brasil

Durante el Mundial, la «Mannschaft» estuvo encuadrada en el grupo G, como cabeza de serie, junto a las selecciones de Portugal, Estados Unidos y Ghana.

En su debut, disputado el 16 de junio en el estadio Fonte Nova de Salvador, venció con un contundente 4-0 a la selección portuguesa con triplete de Thomas Müller y gol de cabeza de Mats Hummels.​

En el segundo, ante la escuadra ghanesa rescató un empate de 2-2. Los goles alemanes fueron obra de Klose en el minuto 51 y Mario Götze al 71, mientras que para los africanos anotaron André Ayew (54) y Asamoah Gyan (63). Aquel encuentro tuvo cita el 21 de junio en el Castelão de Fortaleza.​

En el último choque del grupo, disputado el 26 de junio en la Arena Pernambuco de Recife, obtuvo su segunda victoria frente a Estados Unidos por 1-0 con anotación de Müller al minuto 55.​ Al finalizar la primera fase lideró dicho grupo con 7 unidades, fruto de dos victorias.

En el partido de octavos de final, celebrado el 30 de junio en el Estadio Beira-Rio de Porto Alegre, se midió ante la selección argelina ganando en la prórroga por 2-1, por conducto de André Schürrle al minuto 92 y Mesut Özil al 119.​

Máximos goleadores de Alemania

 

# Futbolista Periodo Goles Presencias Promedio

1

Miroslav Klose

2001–2014

71

137

0.51

2

Gerd Müller

1966–1974

68

62

1.09

3

Lukas Podolski

2004–2017

49

130

0.37

4

Rudi Völler

1982–1994

47

90

0.52

5

Jürgen Klinsmann

1987–1998

47

109

0.43

6

Karl-Heinz Rummenigge

1976–1986

45

95

0.47

7

Uwe Seeler

1954–1970

43

72

0.60

8

Michael Ballack

1999–2010

42

98

0.43

9

Thomas Müller

2010–Act.

38

90

0.42

10

Oliver Bierhoff

1996–2002

37

70

0.53

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies